SIP, si o si

Usted está aquí

Han pasado ya unos cuantos años desde que viera la luz el protocolo SIP (Sesion Initation Protocol) cuyo objetivo era permitir una forma más natural y más rica de comunicarse utilizando las redes IP. A lo largo de estos años, la promesa de un mundo perfecto, donde nos comunicamos en todo momento y en cualquier lugar, se puede transformar rápidamente en pesadilla para los responsables de implementar las expectativas de los usuarios. En nuestro ámbito de trabajo, las comunicaciones de voz, hemos tenido que lidiar durante mucho tiempo con las limitaciones del protocolo, las ventajas que permite su concepción multimedia tenían su contraparte en sus limitadísimas capacidades en cuanto prestaciones avanzadas de telefonía empresarial. En ese mundo ideal, nadie pensaba en una secretaria que filtra las llamadas de su jefe, o en limitar las llamadas al extranjero a los usuarios. Estas limitaciones eran resueltas mediante protocolos propietarios de cada fabricante de centralitas, nuevamente Alcatel-Lucent será pionero en su sector e igual que introdujo Linux como sistema operativo de bases de sus centralitas, implementará un core SIP en sus servidores de voz. Para implementar las funcionalidades avanzadas se utilizará el estándar XML lo que debería facilitar la interoperabilidad de aquellos fabricantes que soportan esta tecnología. Pero además de la comunicación interna,  las centralitas deben comunicarse con las redes de los operadores, los que tenéis más experiencia y vivisteis la implementación de la RDSI (Red Digital de Servicios Integrados), sabéis que las nuevas tecnologías traen mejoras y complicaciones mientras se asientan. Estas complicaciones se produjeron en un mundo tan “regulado” como que en España había un monopolio, un solo operador, y en las centralitas había pocos fabricantes y pasaban por estrictos procesos de homologación (antes de salir al mercado). En estos momentos, cualquier empresa con un poco de papeleo ante la CMT, si todo va bien y contratas un asesor un par de semanas, un pc industrial, unas cuantas tarjetas y un software descargado por Internet puede funcionar como operador de telecomunicaciones y vender enlaces SIP. Esto unido a  que el protocolo SIP sigue en desarrollo hace que en muchos momentos el mundo soñado se transforme en pesadilla. Desde los fabricantes con los que trabajamos, y por supuesto desde masscomm, ponemos todo nuestro esfuerzo y numerosos recursos para agilizar estos trámites. Si trabajáis con algún operador y queréis ayuda para conocer mejor como funciona su red y como implementa SIP podéis contar con nuestro departamento de soporte para prepararnos y tener información lo más precisa posible a la hora de afrontar un proyecto en un cliente final, sin sorpresas en el momento de la instalación.   La rápida expansión de operadores que independientemente de su tamaño, trabajan de forma muy profesional, está permitiendo abrir paso a una etapa, que con la colaboración de todos, permitirá a las pequeñas y medianas empresas de este país aprovechar las ventajas de SIP y de los sistemas profesionales de comunicaciones, ya sea con OmniPCX-Office, NCP o TDE. Adicionalmente otros sistemas más básicos para el entorno doméstico o de muy pequeña empresa como el TGP-500 de Panasonic o nuestra reciente incorporación FritzBOX.   No solo eso, las capacidades y potencia de este protocolo pueden apreciarse al comprobar su implementación en todos los niveles y áreas de la comunicación. Además de para abastecer a los sistemas de los nuevos troncales públicos que serán el estándar de un futuro no muy lejano, SIP proporciona un nuevo protocolo de comunicación privada , el cual asienta los estándares para un mayor nivel de servicio en constante crecimiento, y marca el camino para la mejora y avance de las comunicaciones orientadas a los servicios para el usuario. Gracias a las facilidades que proporciona este estándar, las comunicaciones fluidas entre múltiples dispositivos con un nivel homogéneo de servicios dejan de ser una utopía, y ya no será necesario circunscribirse a las comunicaciones internas corporativas, ya que podremos alcanzar y cohesionar múltiples servicios de comunicación, tales como la voz, el vídeo o la presencia enriquecida, independientemente del punto final (terminales de escritorio, ordenadores personales, terminales móviles...). A pesar de que ya han pasado algunos años desde el alumbramiento de este protocolo allá por 1996, y en gran medida gracias a su posterior desarrollo y mejora, el mercado todavía observa y agradece la llegada de equipos que aporten prestaciones a los sistemas existentes. Por nuestra parte aguardamos con expectación el lanzamiento del nuevo My IC Phone de Alcatel-Lucent, y además potenciamos nuestra oferta con la incorporación de la gama de soluciones SIP de Aastra, tanto sus terminales de sobremesa como sus tecnologías inalámbricas. Estos pasaran a completar nuestro portfolio de soluciones de nueva generación, el cual cuenta ya con productos como los equipos Polycom, Thomson, Konftel, Pantel, 2N... Debido a todo lo anteriormente comentado, y gracias a una arquitectura basada en la flexibilidad y extensibilidad, este sistema es capaz de adaptarse a nuevas capacidades y servicios para poder ofrecer nuevas prestaciones mediante la incorporación de RFC's. De esta manera, sistemas en declive y con posibilidades de caer en el desuso están siendo "revitalizados" gracias a su evolución hacia entornos asociados a SIP. El caso de los sistemas de FAX es un buen ejemplo de cómo una tecnología que estaba siendo desplazada por nuevos sistemas de comunicación, puede alargar su vida útil con una conveniente readaptación al medio. Otra de las consecuencias inmediatas de la apertura de estándares, y una de sus mayores ventajas esenciales, es la capacidad de integrar con relativa facilidad tecnológicas y fabricantes diversos. En los últimos años se ha podido apreciar una importante regeneración del discurso y filosofía de desarrollo de soluciones, y fabricantes como Alcatel-Lucent han dado un paso adelante para convertirse en estandartes en la generación de sistemas basados en un "core" 100% estándar e interoperable con cualquier otra plataforma; de esta manera, contamos con un amplio catálogo que abarca desde soluciones de difusión de mensajes, trabajo en grupo, sistemas de mensajería, FAX...pero no termina aquí el avance, ya que en breve podremos asistir al "advenimiento" de nuevos conceptos como los "Federation Services", que definirán nuevos conceptos en este entorno. Todavía queda mucho por decir en este campo, por lo que en sucesivos artículos iremos ahondando más en las características de este estándar, e iremos presentando en detalle las distintas soluciones con las que hasta ahora se han desarrollado pruebas.
Votar: 
Sin votos (todavía)